Laura González diseñadora del año, según la feria Maison&Objet

Arquitecta y diseñadora, la  reina del mix & match, de origen español, ha enamorado a los franceses con sus coloristas proyectos en los que mezcla con total atrevimiento épocas, estilos y  telas, estampados, colores y materiales . ¡Tres  chic!

Photo: Aethion

Fue una gran alegría saber que la feria  parisina de decoración Maison & Objet, una de mis favoritas,  había elegido como diseñadora del año en  su edición de septiembre 2019 a este joven arquitecta de madre española. Me apasiona su trabajo y la puesta en escena que desarrolla en sus proyectos. Desde que abrió su estudio en 2008, Pravda Arkitec,  y decoró su primer local, con solo 26 años, su savoir faire y su fama han ido in crescendo. Hoy ya hablamos de ella como una de las interioristas más reconocidas y demandadas del mundo del interiorismo y no solo en Francia.

 Laura González se ha ganado esta fama  redecorando locales clásicos como el Bus Palladium, su primer espacio, donde mezcló nada menos que 35 modelos de papeles pintados, el Alcázar, la cervecería La Lorraine, La Gare, el hotel le Relais Christine… Además ha puesto su sello a nuevos espacios como los  restaurantes Manko y Noto o el concep store 86 Champs Christine.

Necesito que los lugares tengan alma” explica la arquitecta, que  a sus 37 años se mantiene fiel a este principio y lo aplica a todos los espacios que decora. Confiesa igualmente que se esfuerza por hacer cosas distintas cada vez. Adora las texturas, los papeles pintados, las piezas con alma, y los hallazgos vintage combinados con diseños propios, para ello se  rodea de los mejores artesanos y así poder dar forma a sus creaciones exclusivas.

Photo: Aethion

Photo: Aethion

            Era lógico, por tanto que su aportación a la edición de septiembre, fuera la puesta en escena de el Café Signature en el hall 7 de Maison  & Objet donde en colaboración con la firma textil, Pierre Frey, y algunos artesanos, realizó un derroche de formas, colores y materiales, como sólo ella podía hacer. El plus. la tradicional repostería exquisita de Pierre Hermé, muy a tono con ella.

            Su apuesta, sin duda es un clásico actualizado, un maximalismo  con una pasión por la mezcla que tiende al exceso, eso sí, su instinto es único para encontrar la la frontera ente el buen gusto y el demasiado, dar con el equilibrio y saber parar en el momento justo.

            El último y  su más apasionado proyecto: la renovación de una mansión en la región de Vexim, al noroeste de París, que acogerá un showroom diferente en el que, además de enseñar sus hallazgos, los objetos vintage, mostrará su primera colección de muebles “un tipo de mobiliario muy parecido a mí, en el que todo se hace a medida”. Desde luego tenía que ser así, mobiliario exclusivo y piezas únicas, ya que en sus filosofía decorativa no hay lugar para la repetición ni la copia.  ¡Chappeau ¡ Estaremos atentos.

Photo: Aethion

Photo: Aethion

Restaurante La Gare. Photo: Jerome Galland

Y mientras que el ambiente de sus interiores se mantiene igual de cálido, sus líneas se van depurando a medida que crea tiendas monomarca para Cartier en Zurich, Estocolmo, Londres y Madrid y para Louboutin en Barcelona y Amsterdam. Además de hoteles en varios países. «Intento no repetirme nunca«, dice Laura González. Sus últimos proyectos parisinos son la mejor prueba. En La Gare, restaurante-cervecería, hace un guiño al mediterráneo y al surf, la tienda Cartier de la calle de la Paix, la imaginó como un apartamento privado a lo Coco Chanel, y para el último,  el mítico restaurante Lapérouse  restauró la carpintería de época, decoraciones y frescos dándole un toque romántico antiguo..

Restaurante La Gare. Photo: Jerome Galland

Tienda Cartier en Madrid. Photo: Manolo Ollera

86 Champs. Photo: Mathieu Salvaing

Más info:

Laura González: http://www.lauragonzalez.fr/

Maison & Objet: https://www.maison-objet.com/en