Aire goyesco en el hotel One Shot Fortuny 07 de Madrid

Los colores del gran pintor  y los efectos ópticos protagonizan este hotel que acaba de abrir sus puertas la zona señorial del barrio de Chamberí en Madrid con interiorismo de Alfaro-Manrique Atelier

Formas rotundas y dinámicas, geometrías puras, y el diseño más actual en su interiorismo protagonizan el nuevo hotel boutique de la cadena One Shot , un 4 estrellas superior que acaba de inaugurarse en el barrio de Chamberí de Madrid en diciembre de 2019. El estudio de arquitectura e interiorismo Alfaro-Manrique Atelier ha recuperado el carácter señorial de las casas palacio de Madrid que demandaba el edificio, un interesante inmueble de 1913 con un gran patio central, pero con toda la interpretación contemporánea de un concepto de hotel moderno.

Del interior se conservaban pocos elementos históricos y  el estudio Alfaro‐Manrique Atelier ha  querido mantenerlos en el hotel para enfatizar la memoria del mismo y la vinculación con la ciudad de Madrid. Entre ellos destacan la escalera principal de madera con un zócalo revestido de cerámica con referencias andalusíes y el zaguán de entrada, con sus molduras y viguerías de techo en madera. “El resto al haber estado ocupado posteriormente por unas oficinas era más anodino en interior, lo que nos ha permitido un lienzo en blanco en ciertos aspectos para el imaginario de hotel que teníamos, noble, pero a la vez, contemporáneo, atrevido y vinculado al mundo del arte”

“El interiorismo va moldeándose el recorrido del visitante, desde la calle hasta el interior más íntimo de la habitación, ofreciendo una compleja coherencia formal en que cada espacio llama al siguiente y recuerda al anterior con un corazón a modo de vergel interior que es el patio central”. Estudio Alfaro‐Manrique Atelier

“El mismo lenguaje geométrico se hace presente a todas las escalas, desde los detalles más pequeños,  hasta los paramentos verticales que protagonizan la recepción, generando curiosas ilusiones ópticas y dando valor no solo al conjunto sino a cada pieza por separado, a modo de objetos artísticos funcionales como mobiliario o decorativos”. Estudio Alfaro‐Manrique Atelier

“El tratamiento del color es el eje que unifica el conjunto del paisaje interior del hotel”, explica el estudio Alfaro-Manrique. “Los colores presentes en los lacados de armarios y escritorios, en las tapicerías, las alfombras o las puertas de las habitaciones se han trabajado para ofrecer vivacidad y frescor al conjunto”. Así lo ligan a la narrativa de Goya del que extraen referencias  de colorido, en gran parte inspiradas en las obras de la la serie Cartones para Tapices, dibujos del pintor sobre la vida costumbrista en el Madrid del siglo XVIII, algo que lo vincula al arte y a la historia de la ciudad.

Sobre los materiales utilizados, explica Gema Alfaro, “hemos buscado acercarnos a la nobleza que el hotel nos pedía”. De esta manera, mármoles negros de Marquina y blancos de Carrara, latonados, maderas de roble naturales aceitadas y variedad de coloristas acabados lacados ofrecen un entorno que equilibra la exuberancia expresiva y acerca a la sutilidad de la memoria.

Para el mobiliario se han seleccionado algunas piezas de firmas contemporáneas como las sillas de escritorio, el modelo Wrap de la marca Midj seleccionadas por su atrevido formalismo, el resto son piezas diseñadas en exclusiva para Fortuny 07.  Los complementos, desde los porta amenities a los portarrollos de papel en baños, colgadores etc) y piezas a camino entre la pieza artística y el equipamiento como el galán Servomuto o el sistema expositivo de cuadros que coloniza las paredes de pasillo también son diseños desarrollados a medida y exclusivamente  el hotel para así para completar el concepto integral que buscaba el proyecto. Los textiles de butacas y sillas son de terciopelo lo que aporta a los muebles calidez y estilo. Alfombras, reposapiés, butacas y sofás expresamente diseñados para el hotel aportan una variedad de formas muy inusual y una heterogénea paleta de colores que suman una gran riqueza cromática al interiorismo.  La iluminación se ha tratado como un elemento más de decoración y se ha diseñado ex profeso desde la entrada donde piezas, como la gran lámpara suspendida de la escalera, reinterpretan formas vegetales, hasta nuevas formas geométricas como las composiciones de las paredes de los pasillos. En los baños de las habitaciones, realizados con materiales clásicos como mármol y azulejos blancos, destacan los diseños personalizados  y los acabados gráficos.

Más info:

Hotel One Shot Fortuny 07: https://www.hoteloneshotfortuny07.com/

Estudio Alfaro Manrique: http://alfaro-manrique.com/