Formafantasma firma el diseño renovador del diálogo entre Caravaggio y Bernini en el Rijkmuseum de Amsterdam

Formafantasma, el estudio italiano con sede en Amsterdam dirigido por Simone Farresin y Andrea Trimarchi, ha diseñado una nueva exposición en el Rijksmuseum de Amsterdam dedicada a Caravaggio, Bernini, y sus contemporáneos.  Con el título Caravaggio-Bernini. El barroco en Roma, la muestra presenta más de 70 pinturas y esculturas, que han sido cedidas por museos y colecciones privadas de todo el mundo.

El diseño de la exposición, totalmente renovador e impactamente, es obra del estudio de Formafantasma, con sede en Ámsterdam, formada por el dúo Simone Farresin y Andrea Trimarchi. Los diseñadores han optado por un estilo elegante y discreto que deja todo el espacio para el lenguaje barroco de las obras de arte. Mediante el uso de colores y materiales sutiles, entre otros textiles de la firma de tejidos técnicos Kvadrat en tonos cálidos, han conseguido crear un entorno contemporáneo y un marco perfecto para el poderoso arte del siglo XVII. Se han utilizado diferentes colores para definir diferentes áreas de la exposición, con un color consistente aplicado tanto a los expositores como a los muebles.

Contrastando la forma en que las obras de Caravaggio y Bernini se presentan generalmente en ambientes oscuros con una iluminación dramática, Formafantasma eligió enfatizar las cualidades contemporáneas y radicales de su trabajo generosos espacios para que cada obra tenga el protagonismo que necesita e iluminando con luces tamizadas que imprimen una gran elegancia a las salas. Por ejemplo, las pinturas de Caravaggio, a menudo oscuras, han sido rodeadas con colores más suaves para atenuar el contraste con las paredes blancas brillantes del museo.

Para el diseño de la exposición hemos utilizado una selección contemporánea de matices imposibles de lograr en la época en que los dos artistas trabajaban.

Simone Farresin y Andrea Trimarchi. Formafantasma

Una de las características más actual y reseñable del montaje expositivo propuesto por Formafantasma es la del juego espacial que plantean a la hora de ubicar las piezas en el escenario, como si se tratara de una obra teatral repleta de escenas y personajes de gran carácter. El recorrido resulta inteligente y atractivo para el espectador que rápidamente se convierte en cómplice de los “guiños” visuales que los diseñadores les ofrecen para potenciar la experiencia.

Caravaggio y Bernini

Caravaggio y Bernini introdujeron un nuevo lenguaje artístico que prescindía de la elegancia e incitaba a las emociones, una revolución en el arte occidental que comenzó en Roma y se extendió a toda Europa. Juntas, sus obras cuentan una historia de una gran fuerza artística y muestran la renovación de las artes que tuvo lugar entre 1600 y 1640. El hilo conductor son los principales términos del vocabulario artístico de la época, conceptos tales como maravilla (meraviglia), vivacidad (vivezza), movimiento (moto), broma (scherzo) u horror (terribilità).

El periodo barroco comienza cuando Caravaggio hace furor en la ciudad del Tíber, hacia 1600, con pinturas de un naturalismo completamente nuevo y penetrante y un poderoso claro-obscuro. Su arte radical constituye el inicio de un movimiento con muchos seguidores, que más tarde serían llamados Caravaggisti. Desde que a medidados del siglo XIX surgió la fotografía, la pintura del Caravaggio ha sido un gran referente para multitud de fotógrafos por el tratamiento de la luz.

Algunos años después de la muerte de Caravaggio, en 1610, el polifacético Bernini se manifiesta con una serie de esculturas impresionantes y técnicamente virtuosas, llenas de movimiento, drama y vitalidad natural, que entroncan con el espíritu del pintor.

La exposición, que permanecerá en el Rijksmuseum hasta el 7 de junio de 2020

Photos: Eddo Hartmann y Gregorio Gonella (FormaFantasma)

Más Info:

Para información actualizada y reservas: rijksmuseum.nl/nl/caravaggio-bernini

Formafantasma: https://www.formafantasma.com/