La casa de los pliegues: Cortinas, texturas y colores son los nuevos tabiques en este mini piso en Sevilla

La nueva alternativa los tabiques ya está aquí: cortinas, colores y pliegues dividen los espacios en este piso, de 60 m2, en el barrio de Triana en Sevilla.

Firma el proyecto Studio NOJU (NOt-JUst, ¨no solo¨ en inglés) una oficina creativa que se extiende a varios campos del diseño. Desde la arquitectura y el diseño de interiores hasta el diseño de producto. El estudio fue fundado por los arquitectos sevillanos Antonio Mora y Eduardo Tazón en 2020 en Madrid. Justo tras su regreso de una  intensa experiencia profesional de cinco años en Nueva York. Allí trabajaron en importantes estudios como OMA y Diller Scofidio. Ahora, este es su primer proyecto, su debut tras su vuelta a España. Un gran arranque.

Vista de el salón con las cortinas plegadas en color azul cielo al fondo

Un flamante y vibrante apartamento que surge de la reforma integral de un piso de 60 m2 en el histórico barrio de Triana, Sevilla. La intervención de NOJU ha transformado la estructura original de la casa, con la típica distribución compartimentada en pequeñas habitaciones. En su nueva distribución los espacios ya no están delimitados por divisiones físicas sino por un lenguaje común de texturas, pliegues y nuevos materiales. Y con un plus innovador y diferente, el empleo de los colores para identificar e independizar cada una de los ambientes, habitaciones o zonas de almacenaje.

Las cortinas sustituyen a los tabiques separan los espacios y ocultan las zonas de almacenaje de este piso en Sevilla

Una de las grandes aportaciones de la reforma, es que cuestiona la tipología residencial convencional. Su objetivo dar relevancia a a nuevas estancias espaciosas y más flexibles. Es la forma en la que estos jóvenes arquitectos reconocen y asumen los nuevos cambios sociales. Y ello tanto en la forma de relacionarnos entre nosotros, como con la que lo hacemos con nuestro habitat, especialmente tras el confinamiento, en esta nueva era post COVID.

Vista de la zona de salón y de estar de este piso en Sevilla
Detalle de las formas y pliegues que sustituyen a los tabiques en este piso en Sevilla

La estrategia que utilizamos en la reforma, explican los arquitectos, genera una sensación de continuidad visual y amplitud . Así define “cinco estancias” en un apartamento donde en realidad solo hay dos espacios independientes. Antonio Mora y Eduardo Tazón explican que fueron los condicionantes del proyecto su fuente de inspiración. De su intento de optimizar los recursos nace su idea de tejer “un lenguaje común de texturas, materiales con una alegre estética” Esta estrategia de diseño está protagonizada por la técnica del “Color block”. Una tendencia que llega al interiorismo desde el mundo de la moda. Consiste en combinar o enfrentar colores llamativos, cálidos y fríos, en el mismo look, o en un ambiente interior.

Se ha escogido un verde curry para delimitar la zona de la cocina del piso en Sevilla
El amarillo marca la zona del comedor. Al fondo, en verde la cocina del piso en Sevilla

Con esta intervención queremos mostrar, continúan los arquitectos, que con el uso de color y texturas se pueden definir diferentes atmósferas que transforman la percepción del espacio. Así es posible optar por espacios más amplios y luminosos conservando su funcionalidad y practicidad“.

Antonio Mora y Eduardo Tazón. Arquitectos Studio NOJU
En un espacio común de cocina y comedor los colores delimitan los ambientes

La distribución organiza el apartamento en dos ambientes flexibles. De esta manera optimiza los metros disponibles y a la vez ofrece la máxima flexibilidad funcional. Los 60 metros se puede transformar y adaptar a las necesidades de sus propietarios. Por ejemplo, se puede crear una habitación extra para invitados. Para ello basta con utilizar la cortina azul para independizar dos ambientes. Así se da una nueva vida al apartamento que puede pasar de dos a cinco habitaciones.

Vista de la zona destinada a comedor, dentro del espacio común, delimitada con un tono amarillo

En el interior, los tonos fríos o cálidos y brillantes, inspirados en el clásico y animado barrio de Triana, se utilizan para definir los espacios comunes. Cada uno esta protagonizado por un tono a través de una atrevida pared con bloques de color y cortinas a juego.

El techo, paredes y suelos de color blanco resaltan las cortinas. Las azules, sirven para organizar la habitación de invitados extra cuando se necesite.  El verde hoja de curry delimita el área de la cocina; y el amarillo huevo se utiliza para el comedor y el área de almacenaje.

Pocos muebles y en su mayor parte diseñados a medida para el piso en Sevilla por Studio Noju
Los pliegues protagonizan los espacios
Pliegues para el estudio y la librería del piso en Sevilla

Los tonos  más neutros, como el gris marengo y el blanco pálido, protagonizan las zonas más privadas, como el baño y la biblioteca o el estudio. Las cortinas blancas también se colocan cerca de los lugares de almacenaje con la idea de crear la ilusión de que el espacio es mayor.

En cuanto al mobiliario, la decoración enfatiza el ambiente depurado y minimal. Poco, muy escogido y en gran parte, hecho a medida. Los tonos más apagados y neutros aportan relax a a la zona del dormitorio y al cuarto de baño, también con escueto mobiliario, y diseñado a la medida.

Tonos oscuros y más pliegues para la zona de lavabo del cuarto de baño
Detalle del cabecero de la habitataciñon diseñado a medida para la casa

Este lenguaje que marcan los pliegues constantes de las cortinas se refleja en las paredes del estudio, el comedor y el cuarto de baño de este piso de Sevilla. Así, “mediante el uso de límites suaves, el apartamento, permite la apertura y la expansión sin invadir los límites existentes“. Todo un éxito.

Colores y cortinas marcan las distintas áreas y ocultan los armarios de este piso en Sevilla
Cortinas para ocultar la zona de armarios y almacenaje

Fotos: Isa Alberro

Más info: Studio NOJU