La ceramista japonesa Yukiko Kitahara y La Cartuja de Sevilla presentan la colección “Odette” en la feria Maison Objet en Paris

La Cartuja de Sevilla anuncia esta nueva y excepcional colaboración: Yukiko Kitahara interviene una vajilla clásica del s. XIX con su imaginario figurativo animal y crea delicadas figuras que remiten al readymade de Duchamp, objetos industriales intervenidos, aquí con fina loza blanca y toques dorados.

La nueva colección, Odette, inspirada en la princesa del ballet del Lago de los Cisnes, y pensada para la ceremonia del té, siempre ligada la cerámica, se ha creado sobre la vajilla  Ochavada blanca diseñada en 1841, que ahora suma el plus de la intervención de Yukiko Kitahara y unos acabados en oro pintados a mano.

La clásica belleza del cisne, presente en clásicos calcos de paisajes oníricos  que aparecen en las vajillas de La Cartuja, destaca de una forma tan real como exquisita con la técnica y el arte que desarrolla Yukiko Kitahara que realza con delicadeza la figura de una uno de las aves más poéticas y sofisticadas.

En su trabajo y para el uso de la porcelana blanca busca llegar a lo esencial bajo el principio Teinei na seikatsu, (vivir con esmero) una filosofía que invita a la calma, a la armonía y conexión con nuestro interior y lo que nos rodea de forma  equilibrada. Algo que, según nos explican desde La Cartuja; entronca perfectamente con la propuesta de esta firma cententaria  de hacer extraordinario  lo cotidiano y el día a día. 

Yukiko es una experta ceramista japonesa que vive y tiene su taller  Kúu en Gelves (Sevilla) desde 1994. En 2016 fue reconocida con el Premio Nacional de artesanía, por sus productos. Recientemente ha sido seleccionada por la Michelangelo Fundation como representante de la artesanía española. Su integración aquí tiene mucho que ver con la del fundador de La Cartuja, según nos cuentan. Y es que de la misma forma que Charles Pickman, emprendedor inglés que decidió emplazar su empresa de fabricación con loza en Sevilla en 1841, Yukiko Kitahara desde Tokio, también sucumbió al el hechizo andaluz y en un pueblo cercano a Sevilla instaló un pequeño taller, rodeado de un patio con geranios rojos, donde crea y moldea sus piezas artísticas y decorativas.


Hace 20 años que llegó a España para realizar un curso de cerámica y se quedó. Realizó su primera colección, la serie Vajillas Usar y no tirar, en el año 2013-2014 con la que reivindicaba la reutilización y el ahorro de energía del lavar y volver a usar y  no tirar. Yukiko, de esta manera,  daba un paso al frente adelantándose a la defensa de la naturaleza, los animales y el planeta.

Una colección que habla del ayer y del mañana a que la ceramista pone la guinda de su mano serena y delicada.  Yukiko Kitahara  a la que sigo, aplaudo y admiro desde 2005, me vuelve a enamorar con esta nueva creación y sus nuevas obras. Me gustan sus piezas insólitas, que contraponen objetos cotidianos con animales esbeltos, libres y de siluetas delicadas. Enhorabuena a Yukiko y  también a La Cartuja, una sabia elección.

Más info:

Yukiko Kitahara https://www.yukikokitahara.com/es/

La Cartuja de Sevilla: https://lacartujadesevilla.com/