Nuevo W Algarve Hotel diseño de AB Concept

Situado sobre los famosos acantilados del sur de Portugal, en Albufeira, el nuevo W Algarve Hotel, es una sinfonía de arquitectura y diseño. Arcos, azulejos y escamas de pescado protagonizan un proximo destino de moda.

Asistimos a la inauguración de este complejo turístico compuesto por 134 habitaciones y 83 residencias, que estrena en Portugal el estilo de W Hotels. El paisaje, la cultura y la gastronomía locales, con el arco como hilo conductor, inspiran su proyecto. Lo firma el estudio de diseño e interiorismo AB Concept, en colaboración con los arquitectos de Divercity Architect de Londres y los paisajistas de Scape. El enclave: una colina donde los escarpados acantilados se funden con playas de arenas doradas y las aguas cristalinas y turquesas del Océano Atlántico,

El estudio AB Concept fue fundado en Hong Kong en 1999 por el arquitecto Terence Ngan y el diseñador de interiores Ed Ng. Hoy es una reconocida firma internacional del diseño de lujo, especializados en hoteles y restaurantes, pero también en casas y productos. Desde sus sedes en Tokio, Hong Kong, Milan y Taipei, durante los últimos seis años han diseñado todos y cada uno de los elementos del complejo. Ed y Terence se basan en sus ricas influencias culturales para crear interiores narrativos y súper especiales.

Viven en Karuizawa, en una casa de madera en mitad de un bosque cercano a Tokio. Y, mientras me acerco a conocer la playa, entre pinos, romeros y agapantos, me pregunto cómo habrán afrontado desde sus montañas, este grandísimo reto. Pero no hay duda, esta pareja de talentosos creadores orientales han logrado entrelazar el increíble paisaje natural del Algarve con la rica historia portuguesa y el sello W, con casi 60 hoteles en todo el mundo. Para esta firma (una de las marcas de Marriott Bonvoy) ya han realizado varios hoteles, igual que para Four Seasons, The Ritz Carlton, Mandarin Oriental y otras grandes cadenas internacionales.

La fachada, obra de Divercity Architects, el diseño interior, de AB Concept.
La fachada, obra de Divercity Architects, el diseño interior, de AB Concept.

Las fascinantes curvas de las grutas de Benagil, uno de los paisajes naturales más impresionantes y famosos del Algarve, han inspirado el fluido diseño de los espacios interiores del hotel y el cielo y el océano Atlántico, la paleta de colores azules, aguamarinas y turquesas. Desde los tejidos y las superficies hasta las texturas, cada detalle del hotel es intencionado. Obras de arte comisariadas y una cuidada iluminación hablan de la cultura y tradiciones locales. Desde la cerámica al mosaico, el ganchillo, las redes de pesca y las escamas del pescado.

«Cada vez que un proyecto se completa es un trabajo de amor. Y éste en especial, ya que se extiende en un tiempo sin precedentes en nuestra historia. Han sido seis años y medio desde el comienzo hasta hoy, que, abre por fin sus puertas para dar la bienvenida a invitados de todo el mundo» Ed Ng. interiorista de AB Concept

El lobby el y el W Lounge

En la entrada, espectacular pared vestida con platos diseño de AB Concept y realizados por Vista Alegre
En la entrada, espectacular pared vestida con platos diseño de AB Concept y realizados por Vista Alegre

En este espacio había quedado en encontrarme con el interiorista Ed Ng, llegado desde Tokio, a casi a la misma hora que lo hacía yo desde Madrid. Somos los primeros huéspedes del día y el personal del hotel, súper amable y animado con la próxima inauguración se afanan por explicarme todos los detalles de la decoración. El número de platos que visten la pared… o que la entrada está inspirada en un antiguo cuento local. Impacta esa pared curvas que mezcla espejos y platos. Los colores y el diseño, los ha imaginado el interiorista y se los ha materializado la tradicional fábrica de Vista Alegre en verdes y azules etéreos.

En el W lounge, del W Algarve  instalación que evoca el fondo marino y las burbujas del océano
En el W lounge, instalación que evoca el fondo marino y las burbujas del océano

Al lado en el W loungue bar impacta la hipnóptica instalación central en forma de olas, hecha con paneles de cristal, inspirada en la joyería morisca y el océano. Su idea, crear una sensación submarina, como cuando estás bajo el agua y miras hacia arriba. Uno de los lados, abierto a la terraza, lo baña de luz natural y crea una agradable sensación in & out. Al fondo está el bar, decorado con azulejos también de inspiración morisca, hechos a medida. La barrra cuenta con un mostrador de ónix, de 20 m de largo que se extiende hasta el exterior. Encima, una serie de lámparas de vidrio soplado de colores. Están diseñadas por AB Concept y realizadas por la firma checa Lasvit, con la que colaboran. El estudio crea lámparas sofisticadas y atemporales que entrelazan las culturas oriental y occidental.

En el bar, paleta de colores naturales, verdes y azules,  inspirados en la naturaleza exterior.

La paleta de colores naturales, verdes y azules se funden dentro y fuera del espacio. La atmósfera es realmente acogedora. En el exterior, distintas fuentes de agua en el centro de amplios jardines mediterráneos que finalizan en el bosque de pinos que lleva hasta la playa. Arquitecto e interiorista son expertos en equilibrar la arquitectura con los interiores y el ámbito creativo: «Entendemos a las personas y al espacio, y cómo unir ambos para capturar un sentimiento en cualquier experiencia espacial».

Sobre el mostrador, del bar de ónix, lámparas de vidrio soplado realizadas por la firma checa Lasvit
Sobre el mostrador, de ónix, lámparas de vidrio soplado realizadas por la firma checa Lasvit

Habitaciones y suites

El hotel cuenta con 134 habitaciones y suites. Cada una tiene una puerta clásica y de un color diferente. Me ha tocado la 3030 en un azul cielo precioso, al lado hay una rosa chicle, luego otra amarilla… Dice Ed Ng, que están decoradas en un «maximalismo limpio». No es algo contradictorio, sin duda los opuestos se atraen, y tonos, materiales se combinan con el color.
Destaca el mobiliario hecho a medida y los toques locales, como los faroles de filigrana, los espectaculares cabeceros retroiluminados un guiño a las iglesias de la zona, los mosaicos hechos con cerámica del Algarve y el pattern de ganchillo que adorna el cristal que separa el baño de la habitación y que crea unos increíbles reflejos en el suelo con la luz. Y por supuesto, el cojín sardina… Dan ganas de no salir, pero queda mucho por conocer. Como las premium:  10 WOW Suites dúplex situadas en la azotea con una acogedora terraza privada, con mini piscina y vistas al océano.

«Nuestros diseños exploran la interacción de elementos contrastados: la artesanía y la industria, la escala y la intimidad, la gran impresión y el pequeño detalle. Explica Ed Ng, y añade que les gusta crear espacios interiores que hablen del tiempo y el lugar, que celebren el saber tradicional, la cultura y las tradiciones locales. «Disfrutamos de la riqueza de las texturas, que atraen a las personas a un nivel sensual y sensorial para conseguir un impacto emocional.»

La famosa e icónica sardina portuguesa no podía faltar, aquí en forma de cojín.
La famosa e icónica sardina portuguesa no podía faltar, aquí en forma de cojín.
Cuartos de baño del W Algarve Hotel con azulejos y un estampado de ganchillo en el panel separador

Los cuartos de baño, siguiendo la misma línea decorativa son cómodos y muy bien pensados. No falta espacio, ni un amplio tocador, cosa que siempre es muy de agradecer en un hotel.

Restaurantes y terrazas: Gastronomía local y de fusión

The market kitchen, uno de los restaurantes del W Algarve Hotel

La restauración es uno de los platos fuertes en un W Hotel, también aquí en el Algarve. La primera noche probamos el restaurante Market Kitchen que cuenta con una zona de parrilla y recrea un ambiente popular, inspirándose en los mercados de la zona. Llaman la atención los clásicos y suelos de calçada portuguesa, (tipo de empedrado) azulejos y ventanas típicas. Un ambiente relajado y rústico con azulejos del suelo al techo y puertas con lamas que se abren al jardín de la fuente, inundando el espacio de luz. Una mesa comunal de azulejos en el centro del restaurante completa el espacio. En cuanto a la gastronomía, el Market Kitchen brinda una cocina local reinventada, junto con platos internacionales.

La terraza del Spa, en tonos pasteles

La zona de spa del W Algarve Hotel inspirada en la pesca de la zona, es otro espacio digno de visitar con fuentes, cascadas y una decoración cuidadísima. El Beauty Bar, un espacio relajado y social, está diseñado en tonos pastel con los estampados de los clásicos azulejos portugueses. La zona de relajación está abierta a los jardines

El restaurante  Paper Moon, hermano del milanés Paper Moon Giardino, decorado en tonos blancos

En lo alto del hotel y con una espectacular terraza con vistas panorámicas al océano está el restaurante Paper Moon, donde cenamos con Ed Ng otra de las noches. Es hermano del galardonado restaurante milanés Paper Moon Giardino, y ofrece, cómo no, una exquisita,sofisticada y galardonada cocina italiana. Su interior y exterior blancos y súper elegantes, están creados con madera blanca y suelos monocromáticos. Este es otro espacio sin fisuras entre el interior y el exterior; los interiores son luminosos con puertas acristaladas que se abren a una amplia terraza y al Sea Sky donde con un negroni o un aperol en la mano, se puede disfrutar de música y vistas.

Una de las numerosas terrazas del W Algarve Hotel

Las formas curvas y las geometrías fluidas, junto a los reflejos de los azulejos iridiscentes crean un flujo de movimiento y una sensación acogedora en el nuevo W Algarve Hotel. Ahora que lo mejor ha sido el conocer a un interiorista tan especial como Ed Ng, y conocer su filosofía del diseño sin prisa y mirando al mar. Ed, desde AB Concept percibe el diseño como una ventana al mundo: «Puede dar forma a lo que sentimos y nos comportamos, a lo que pensamos y recordamos sobre la gente y el lugar, la cultura y el tiempo».
El interiorista cree en el poder del buen diseño para dar forma a nuestra experiencia y dejar una huella positiva en la mente. «El diseño es un oficio para mejorar nuestra calidad de vida; nos permite ser nosotros mismos, estar juntos, estar presentes, emocionarnos e inspirarnos. En definitiva, afirma, el diseño consiste en ser.» Sin duda tanto su diseño como su manera de vivirlo, emocionan y dejan huella. Genial Ed Ng, espero volver a encontrarle en algún lugar del mundo.

El ascensor con las mismas puertas de colores que dan paso a las habitaciones del W Algarve Hotel
Así es el ascensor y así las puertas de las habitaciones, de inspiración clásica y cada una de un color.

Photos: Brandon Barre/ cortesía de AB Concept y W Algarve/Marriott Benvoy

En Portada: Las terrrazas con vistas a los jardines, la piscina y la costa atlántica. Están decoradas con muebles de diseño, entre ellos algunas piezas emblemáticas de Kettal, de Patricia Urquiola o Doshi Levien, junto a otros personalizados, como las sillas, realizadas en colaboración con la firma barcelonesa. En la pared, destacan las olas de azulejos iridiscentes, inspirados en las fachadas portuguesas y presentes en todo el complejo. Crean una atmósfera súper especial, los reflejos de la luz al atardecer, pura poesía.

Más info y reservas: W Algarve Hotel y Resort

AB Concept