Una casa «country chic» en la Cerdanya por Molins Design

En la Cerdanya, un valle privilegiado del pirineo catalán, el estudio Molins Design ha actualizado esta casa de montaña. Su objetivo: respetar su personalidad original y esencia de campo. Todo un perfecto cóctel de rústico y contemporáneo.

La Casa Guils está situada en una  encrucijada entre el valle principal y el que llega desde Porté-Puymorens. Justo en la parte española del Rio Carol, un valle de formación glacial, que divide Francia y España. Fue un paso de entrada a la península ya desde tiempos del imperio Romano. Y, desde hace ya casi tres siglos, de puesto fronterizo. De hecho, el pequeño municipio, que hasta entrados los 70 no contaba más que con algunas granjas, conserva aún ese espíritu de espacio de transición.

Una chimenea de hierro exenta preside el salón de esta casa rústica en la Cerdanya con interiorismo de Molins Interiors

La piedra y la madera: los materiales estrella

La casa, una segunda residencia unifamiliar, dispone de 152 m2 y 13 m2 de exterior que se han organizado en un acogedor salón presidido por una chimenea de hierro de diseño. En el mismo espacio pero en un nivel inferior, separadas por escaleras y un panel de cristal, están la cocina y el comedor. Y desde el salón las mismas escaleras en madera escaleras con peldaños y pasamanos de madera, conducen a la planta alta que acoge cuatro dormitorios y tres cuartos de baño.

Desde las escaleras que conducen a la planta de dormitorios, vista del salón de la casa rústica en la Cerdanya de Molins Interiors

El interiorismo respeta la esencia del proyecto original

La propuesta del diseño interior para la Casa Guils en la Cerdanya ha sido poco intervencionista. Se intentó preservar al máximo el carácter y la esencia del proyecto original. Por ello, el interiorismo se centró, sobre todo, en crear una distribución más actual y unificar los espacios de cocina y de comedor. El objetivo del equipo de Molins Design fue dinamizar y hacer más participativa toda la planta baja. Un hecho con el que se consiguió además ganar más espacio útil.

Una chimenea de Miguel Mila para DAE preside el salón

Una chimenea exenta diseño de Miguel Milá preside el salón

La gran protagonista del del espacio es una chimenea icónica: se trata de un modelo actualizado del que creó Miguel Milá y ganó el Delta de Plata en 1977, la Xemeneia y que edita DAE. Además de encajar perfectamente en el espíritu rústico chic, la chimenea aporta personalidad, estilo, y la calidez del fuego, básico en una casa de vacaciones en la montaña. En verano, funciona como pieza escultural y compone un ambiente único gracias a su perfecta sintonía con la tapicería y la iluminación. Otro plus del salón es que a través de su grandes ventanales se puede acceder a un balcón en el que se ha creado una acogedora zona chill out con importantes piezas de mobiliario de diseño contemporáneo.

Dos piezas icónicas de los Eames, se parecian los distintos niveles en que se ha organizado esta casa rústica en la Cerdanya
Desde esta perspectiva, además de dos piezas icónicas de los Eames, se aprecian los distintos niveles en que se ha organizado esta casa rústica en la Cerdanya

La decoración: muy funcional y en tonos burdeos

El aprovechamiento y la combinación de espacios abiertos y diáfanos ha sido clave. Igualmente los muebles muebles en madera natural, conjugados con pieles eco que cubren las butacas del salón y alfombras de lana, junto con objetos decorativos con estampados étnicos al estilo de las cabañas de montaña americanas. Entre los muebles, de diseño, destaca una pareja de butacas Lounge Chair de los Eames, una de las piezas más icónicas del siglo XX que desde los años 50 edita Vitra

En la decoración en tonos burdeos, destaca una pareja de butacas Lounge Chair de los Eames, una de las piezas más icónicas del siglo XX que desde los años 50 edita Vitra
Unas escaleras y un panel de cristal, separan el comedor y la cocina situados en un plano inferior.

La cocina el corazón de la casa

El salón comunica con una cómoda y amplia cocina y el comedor. Sin duda, el espacio más confortable para disfrutar de una buena comida con amigos y en familia. Para dar mayor calidez para la iluminación interior de esta planta baja se combinaron con mucho acierto distintas luces de techo con lámparas suspendidas, como la que ilumina la mesa de comedor.

Desde el comedor, unas escaleras conducen a la planta del salón, en la alta se encuentra la parte privada destinada a dormitorios
Vista del comedor  y la cocina de la casa rústica en la Cerdanya actualizada por Molins Design
Desde la cocina vista del comedor y en un nivel superior, el salón de la casa rústica en Cerdanya

En esta casa el estilo country chic, apuesta por elementos sencillos, maderas más claras y ambientes en los que la calidez de lo natural se combina con toques cromáticos más intensos. Igualmente en la casa rústica pero actual se han utilizado algunos muebles clásicos que resaltan los revestimientos de piedra y madera. La madera aporta la calidez, la piedra y la cerámica completan ese aire rusty chic.

La fachada de la casa rústica en la Cerdanya que combina piedra y madera

En su exterior el proyecto de la Casa Guils  tiene ciertos toques de arquitectura brutalista. Sobre todo, en su intención de dejar vistos los elementos estructurales de hormigón en las fachadas. Algo muy propio de la época, son estos juegos de medios espacios, que generan estos grandes volúmenes a tres alturas. Pero, que también permiten interesantes espacios de transición a través de la escalera, interrumpidos por grandes cerramientos acristalados. Estos, de manera intencionada, cortan en dos las fachadas norte y sur.

El salón está conectado con un balcón donde se ha creado un rincón chill out con mobiliario de diseño
El salón está conectado con un balcón donde se ha creado un rincón chill out con mobiliario de diseño de Patricia Urquiola, como las sillas Rol, la mesa Cala de Doshi Levien o los puffs ZizZag, de Emiliana Design Studio, todo editado porla firma barcelonesa Kettal.

Materiales funcionales para revestir los suelos

Además de la madera, destaca también la amplia selección de porcelánicos utilizados para la decoración de la casa. De hecho, se eligió el terrazo como material de pavimento y revestimiento. Algo muy típico dentro del contexto histórico constructivo de los 70. En el exterior se ha escogido la pizarra que combina a la perfección con la piedra de la fachada.

Columpio Naia de Patricia Urquiola que edita Kettal
Columpio Naia de Patricia Urquiola, puff de jardín ZizZag y lámpara Bela de Doshie Levien, inspirada en un farol, todo de Kettal

A nivel decorativo, en el exterior se ha buscado una propuesta de diseño contemporáneo pero a la vez funcional. El gran protagonista es el sillón columpio Maia un diseño de Patricia Urquiola que edita la firma barcelonesa Kettal y se ha convertido en uno de sus best sellers.

Columpio Naia de Patricia Urquiola que edita Kettal

En definitiva una decoración actual y súper funcional que se ha adaptado a las necesidades y comodidades que requiere una casa de vacaciones. Un interiorismo rústico pero pero chic y confortable al mismo tiempo. Y con el plus de estar envuelta en un entorno privilegiado de naturaleza y paisaje de montaña.

Fachada de la casa rústica en la Cerdanya un proyecto de Molins Design

Photo: Jordi Miralles cortesía de Molins Design

Más info: Molins Design