Una casa de ladrillo en Montpellier por el estudio de arquitectura (ma!ca)

Esta casa, situada en Montpellier, al sur de Francia, se ha transformado gracias a una ampliación de ladrillo realizada por el estudio de arquitectura (ma!ca) El interiorismo, ha eliminado muros y creado un estilo minimal que que tiene como objetivo conseguir espacio y luz natural

La casa, de 200 m2, con un jardín orientado al norte, originalmente  tenía muy poca luz natural y el espacio de la planta baja muy compartimentado y con techos techos bajos. El estudio (ma!ca), nombre inspirado en una planta con virtudes terapéuticas, considera que la arquitectura desempeña un papel clave en la salud humana y tiene un efecto significativo en el bienestar físico y emocional. Y de ahí parte su proyecto.

Casa de ladrillo en Montpellier rehabilitada por el estudio (ma¡ca)

Maya Brudieux  y Camille Morcrette, integrantes del estudio (ma!ca) han aplicado esta filosofía a la reforma y el interiorismo. Han eliminado los tabiques y transformado toda la distribución interior para crear un nuevo un lugar homogéneo, confortable  y aireado. Además han incorporado un espacio nuevo que acoge a la cocina y conecta la casa con el jardín.

El nuevo espacio anexo realizado en ladrillo acoge a la cocina.

La nueva estructura hecha de vigas rectangulares de carga minimiza los espacios de distribución y crea en planta baja, un espacio diáfano, acoge el comedor y la zona de estar y la que esta dentro del nuevo espacio en forma de cubo que acoge a la cocina, se extiende sobre el jardín.

Vista de la cocina en el espacio anexo. En primer término silla Plywood de los Eames que edita Vitra

Este espacio es el corazón de la casa. La amplia altura del techo y la luz que envuelve  la zona destinada a cocina aumenta la sensación de conexión con el entorno verde. Bañada por la luz natural que penetra a través del tragaluz, la cocina difumina las líneas entre el interior y el exterior.

El nuevo espacio cuenta con un lucernario y una considerable altura de techos y conecta la casa con el jardín

En cuanto a la decoración, los escasos muebles diseñados a medida por el estudio (ma!ca) llenan el espacio entre la rejilla de soporte de las columnas de hormigón e incluyen todo lo necesario para la vida cotidiana.

Minimalismo, no significa renunciar a nada, explican los arquitectos, se trata de simplificar y hacer la vida más fácil. Y así podemos varios  muebles de diseño de los Eames, como la silla Plywood o la RAR Rocking chair o el icónico taburete  Plywood Elephant, elefante que son flexibles y se trasladan de uno a otro espacio.

Desde la cocina vista de la zona de estar del salón y el comedor al fondo. Sillas de los Eames que edita Vitra

El resto de muebles, son tan sencillos como funcionales, una zona de almacenaje, que puede utilizarse para guardar los juguetes, un área de trabajo personalizable. En el salón destaca una estantería sencilla vestida con un papel de loros de fondo, para exponer objetos decorativos con la chimenea en el centro y hasta una pequeña bodega.

La estantería con un fondo de papel pintado de loros es un diseño del estudio (ma!ca)

Por último está el comedor, junto a una ventana horizontal y abierto al jardín y  equipado con lo básico. Una mesa y unas sillas y un armario de almacenaje.

Vista del comedor abierto al jardín  y los armarios empotrados

Un luminoso pasillo conduce al dormitorio principal, equipados con muebles y armarios separadores que forman un vestidor, todo diseñado a medida  por los arquitectos

El dormitorio principal con vistas al jardín, cuenta con una zona de vestidor en la que los armarios delimitan los espacios

Su cuarto de baño, todo blanco excepto un franja central en azul cielo y con una bañera exenta respira el mismo aire luminoso y minimalista.

El cuarto de baño, muy minimalista en blanco con una franja azul

El conjunto de ventanas en arco enmarca todas las vistas desde la cocina al patio del jardín. La suavidad de las formas redondeadas refleja la forma escultórica y el carácter de la casa original. Fusiona deliberadamente el pasado y el presente,  lo nuevo y lo viejo, en este proyecto que integra perfectamente los elementos originales con los materiales más innovadores.

Vista del anexo de ladrillo y la piscina de la casa de rehabilitada por (ma!ca)

El espacio anexo a la casa está realizado en ladrillo de terracota roja. Este colorido lenguaje gráfico, intercalado con ladrillos vidriados para crear contrastes, de diferentes profundidades. Así se produce un patrón que juega con las luces y sombras en las fachadas. Este volumen del espacio nuevo es minimalista pero cambiante. Su composición de colores en rojo terracota se mezcla con los tonos verdes de la piscina y el jardín.

A la ampliación de ladrillo de terracota roja, se le han aplicado otros ladrillos vidriados para crear profundidad y contrastar con el verde del césped y del agua de la piscina

La piscina, una elección obvia, ofrece un flujo constante desde el interior hacia el vibrante exterior. El uso del color y el material para el suelo infunde en la casa una continuidad natural creando abstracción.

Desde el jardín, vista de la casa rehabilitada por el estudio (ma!ca)  que respira modernidad y está pensada para disfrutarla

El resultado es una casa de ladrillo que respira modernidad pensada para disfrutar de la luz, el exterior y los espacios comunes y de lo que es realmente esencial, renunciando a todo lo superfluo y superficial.

Photos: Ivan Mathie/ V2com

(ma!ca)