Skygard Hytte, una singular cabaña de madera en Noruega por Mork-Ulnes Architects

La cabaña Skygard está pensada por los arquitectos Mork-Ulnes para su propia familia. Y reinterpreta  de una forma muy creativa, la tradición vernácula y la tipología de la típica casa de madera noruega (hytte)

La cabaña de los Mork-Ulnes está situada junrto a la estación de esquí noruega cercana a Lillehammer que en 1994 fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Skigard Hytte es el primer proyecto en el que Casper y Lexie Mork-Ulnes que trabajan juntos como Mork-Ulnes Architects empiezan  de cero y han proyectado para su propia familia. La pareja se conoció en un viaje de esquí y comparten la pasión por la montaña y la nieve. Vivían en San Francisco y se trasladaron a Oslo en 2011, donde convirtieron una antigua sala de billar en un castillo en su casa. Noruega. Ahora los arquietectos Mork-Ulnes han decidido construirse una cabaña en las montañas de Noruega para disfrutar de la vida al aire libre con sus dos hijos, Lucía y Finn, y su perro.

Vista de la cabaña Skigard Hytte situada en el lado oeste de la ciudad de Kvitfjell, en Noruega

La cabaña Skigard está situada en el lado oeste de la ciudad de Kvitfjell,  la estación de esquí noruega que en 1994 fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno. Diseñada por Mork-Ulnes Architects forma una cuadrícula regular de 45 columnas de madera y se encuentra a 943 m, casi en la cima de la montaña.

La cabaña de los Mork-Ullnes reinterpreta  de una forma creativa, la tradición vernácula y la tipología de la típica cabaña noruega (hytte)
Diseñada por Mork-Ulnes Architects forma una cuadrícula regular de 45 columnas de madera que la levantan a 1,5 m sobre el suelo

Su gran altitud implica que está totalmente expuesta al duro clima invernal. Desde noviembre a abril, es posible descender en esquís para ir de compras al mercado local y regresar a casa utilizando los andariveles.

la casa está revestida de skigard, los troncos que utiliza la agricultura noruega para hacer crcados

Los esquís permiten conectarse a cientos de kilómetros de senderos, y llegar a varios refugios. En verano, se caminar desde la cabaña hasta la cima de Kvitfjell (montaña blanca en noruego) en 20 minutos o llegar a uno de los lagos y arroyos para nadar y pescar.

El proyecto de cabaña de Mork-Ulnes está en intíma cohexion con el paisaje y espacio

El proyecto es un ejemplo de cómo la arquitectura puede transmitir el conocimiento desde el pasado al presente, y crear un vínculo efectivo con el paisaje construido. “Hemos tenido mucho cuidado al estudiar las condiciones del terreno, analizando la construcción local y las tipologías de cómo queríamos entender las formas y la cultura arquitectónica local”, explican los arquitectos.

En invierno, cuando los espacios entre los listones de skigard se llenan de nieve, la cabaña proyectada por Mork-Ulnes  recibe una expresión nueva y más suave.

“En lugar de aplanar el paisaje con una base de hormigón, dejamos la tierra debajo de la cabaña relativamente intacta”, explicó el estudio. “Esto permite a los animales seguir pasando por sus antiguos sendero de pastoreo, así como no desplazar las características naturales del lugar como el agua, las rocas y los pastos”

Casper y Lexie Mork-Ulnes. Arquitectos

Además de evocar a la arquitectura rural, la fachada rugosa hace que la cabaña se integre en el paisaje. En invierno, cuando los espacios entre los listones de skigard se llenan de nieve, la casa recibe una expresión nueva y más suave. Además de revestir todas las superficies con madera, los arquitectos eligieron materiales naturales para el techo, que tiene una cubierta de hierba que recuerda a los tradicionales techos de césped.

Los arquitectos eligieron también utilizar materiales naturales para el techo, que tiene una cubierta de hierba que recuerda a los tradicionales techos de césped

La parte superior de la cabaña recuerda los techos verdes tradicionales, típicos en las casas rurales de madera en Escandinavia hasta fines del siglo XIX.

Para resistir  las tormentas de nieve, los arquitectos han buscado interesantes soluciones basadas en su experiencia. Por este motivo le han dado a la casa una estructura inusual  muy sencilla. Por ejemplo, una forma efectiva de luchar con la acumulación de nieve y no tener que cavar cuando se acumula alrededor de puertas y ventanas es despegar la construcción del suelo. En este proyecto, decidieron levantar la cabaña. Esto no los de aporta protección durante el invierno, sino que también potencia la luz natural y las vistas.

Todo el revestimiento exterior de la cabaña Skigard Hytte proyectada por Mork-Ulnes está hecho de skigard,  un tronco de tres metros de largo

Se accede a la cabaña de los Mork-Ulnes por unas escaleras hasta la terraza, y un portal revestido de pino, con espectaculares vistas. A cada lado hay dos puertas, la de la izquierda da paso a la casa principal, ya la de invitados, la derecha. La casa familiar cuenta con una zona común y tres habitaciones, la principal y las de los niños.

un porche común da paso a la vivienda principal y al anexo para invitados
Vista del porche y portal, con espectaculares vistas, revestido de pino. La casa tiene un plano de planta regular, marcado por una fila de habitaciones seguida de un pasillo central

A la entrada de a la casa principal hay un corredor. Bajo el primer tragaluz, el pasillo lleva a las habitaciones y baños de los niños. Tras avanzar por el pasillo, la cabaña se abre de nuevo a la naturaleza en un amplio espacio común acristalado con paredes y techos revestidos de pino.

Dos fachadas acristaladas de 6m de largo cada una abren el espacio diáfano de salón comedor y cocina al paisaje.

En este ambiente, aferrada al paisaje, la cabaña se abre  totalmente al exterior. Dos paredes acristaladas de 6 m de largo delimitan este espacio diáfano que comparten el salón, la cocina y el comedor. Todos con espectaculares vistas, por un lado, del valle y las pistas de esquí, y por el otro del bosque. Así se crean la sensación de estar sumergido dentro de un paisaje siempre cambiante. La gran pared de cristal orientada al sur permite que el sol invernal ilumine la casa.

El salón cuenta con espectaculares vistas a la montaña

La madera es la gran protagonista de la casa y cubre todas sus superficies. La rugosidad poco convencional del revestimiento exterior de la cabaña creada por los arquitectos de Mork-Ulnes se combina con un interior homogéneo. Los paneles de pino crean una sensación íntima y cálida, que no distrae la mirada de la naturaleza. Todos los muebles están diseñados a medida y en pino. Esta abundancia de madera crea un aroma único y una atmósfera especialmente acogedora.

Vista del comedor y la cocina de la cabaña proyectada por  Mork-Ulnes todos los muebles han sido diseñados a medida y realizados en amdera

“Ser nuestro propio cliente nos ha permitido explorar ideas y materiales que queríamos probar pero que aún no hemos podido hacer con un cliente, como hacer las superficies de los baños completamente de madera, y renunciar a algunas consideraciones prácticas como suelos de piedra de la entrada para insistir en que todo en la casa sea de madera”

Casper y Lexie Mork-Ulnes. Arquitectos
Todo el interior esta revestido con paneles de pino macizo, todos los muebles de la cocina diseñados a medida y  los tiradores son de madera.
Todo, en el interior está revestido en madera de pino, hasta los tiradores de los muebles
Un lucernario se abre en el vértice del techo troncoidal

Además de las paredes de cristal, un lucernario, en el vértice del techo troncoidal, canaliza la luz natural hacia las zonas de estar.

El dormitorio principal está proyectado en suite y cuenta con baño y sauna

Al final de esta la sala común, se llega al dormitorio principal con baño y una sauna y un amplio ventanal al paisaje. Al otro lado de la terraza, el anexo de invitados cuenta con salón, cocina, dormitorio, baño y un práctico altillo.

El estudio de arquitectura Mork-Ulnes Architects con sedes en San Francisco y Oslo, fue fundado en 2005 por Casper Mork-Ulnes. Su arquitectura es una fusión del estilo escandinavo y el californiano y sus proyectos, multipremiados, se reparten por todo el mundo.

Si os ha gustado y queréis ver el video de Juan Benavides sobre la cabaña proyectada por Mork-Ulnes Architects pinchad aquí

Photos: Bruce Damonte y Juan Benavides

Mork-Ulnes Architects